El IPC subió un 0´2% en julio y situó la tasa interanual en el 3´9%

El Gobierno califica los datos de «positivos» y los sindicatos los critican

| Madrid |

Valorar:
Nunca vista

El Índice de Precios al Consumo (IPC) aumentó un 0'2 por ciento en julio, con lo que la tasa acumulada de inflación se situó en el 2'3 por ciento y la interanual (últimos doce meses) en el 3'9 por ciento, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). La inflación subyacente -excluye los precios energéticos y de los alimentos frescos- creció un 0'5 por ciento y alcanzó el 3'5 por ciento en tasa interanual. El secretario de Estado de Economía, Energía y Pyme, José Folgado, aseguró que estos datos son «positivos» y auguró que el diferencial de precios con el resto de países de la Unión Europea descenderá dos o tres décimas, desde 1'2 puntos que alcanzó en junio.

En julio el grupo más inflacionista fue ocio y cultura, con una subida del 2 por ciento, seguido de hoteles, cafés y restaurantes (1'2 por ciento), alimentos y bebidas no alcohólicas (0'7 por ciento), otros (0'4 por ciento), bebidas alcohólicas y tabaco (0'3 por ciento), medicina (0'2 por ciento) y vestido y calzado, y menaje (0'1 por ciento). Por el contrario, el precio de la vivienda, las comunicaciones y la enseñanza no varió y el del transporte se abarató un 1'3 por ciento. Según el INE, los protagonistas del aumento del IPC de julio fueron el pescado, que subió un 2'7 por ciento, la carne de ave (4'2 por ciento), la patata (2'8 por ciento) y la fruta (1 por ciento).

También destacó el impacto del encarecimiento del turismo y la hostelería (1'9 por ciento) y el tabaco (0'4 por ciento), así como de las bajadas de la gasolina (1'2 por ciento) y calefacción, alumbrado y distribución de agua (0'5 por ciento). El precio de los alimentos elaborados creció un 0'3 por ciento y el de los frescos lo hizo un 1'2 por ciento, con lo que su aumento en los últimos doce meses ya alcanza el 10'4 por ciento.

Los bienes industriales registraron una bajada del 0'6 por ciento, resultado en gran parte del abaratamiento de los carburantes y combustibles (3'5 por ciento) y de los productos energéticos (2'8 por ciento), mientras que los bienes de consumo duradero subieron un 0'1 por ciento y los servicios, excluidos los alquileres, un 0'9 por ciento. El Ministerio de Economía previó que la «flexión a la baja» del IPC el mes pasado se prolongue en los próximos meses, en tanto que el secretario general de Turismo, Juan José Güemes, destacó la evolución «positiva» de los precios del turismo, dado que registraron un «ligero» encarecimiento, «coherente con el carácter estacional del sector» y menor que en el mismo mes del 2000.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.