Un informático de la Generalitat: «He hablado con los 'amigos'. Nos ayudarán»

| Barcelona |

Valorar:
Visto 737 veces

Los «chats» de un informático de la Conselleria de Economía con otros cargos de la Generalitat muestran los esfuerzos por mantener vivas las páginas web del 1-O y también dejan en el aire ciertas incógnitas, como cuando afirma que ha hablado con «los 'amigos'» y que han quedado en ayudarles.

Estas conversaciones, contenidas en el sumario del juzgado e Barcelona que investiga los preparativos del referéndum ilegal y a las que ha tenido acceso Efe, aparecen en el móvil incautado de Joan Manel Gómez, informático de la Conselleria de Economía.

Gómez usaba para comunicarse la aplicación Signal, un sistema que pone especial énfasis en la seguridad, con el que se pueden borrar mensajes (muchos lo están) e incluso mandar archivos encriptados.

Mantuvo, desde principios de septiembre hasta el día 20, cuando fue detenido por orden del juzgado barcelonés, numerosas conversaciones y grupos de «chat» en los que se trataba exclusivamente el asunto de las web del referéndum y que vivieron momentos de tensión del 16 de septiembre, cuando el juez ordenó cerrar varias páginas.

Ese día, el «chat» con el nombre «Londres», el que participaba otro de los detenidos el día 20, el director de Información y Sistemas de la Fundación PuntCat, Pep Masoliver, así como un tal Jesús, registró mucha actividad.

«Creo que han cerrado el referendum.ws, ¿podéis revisarlo vosotros?», pregunta en un momento dado Gómez sobre una página contenida en un servidor de Samoa Occidental que habían «descubierto» las autoridades.

«¿Queréis poner en marcha otro dominio?», le pregunta entonces Jesús, a lo que Gómez responde que tendrían que ir pensando en uno nuevo y que habría que intentarlo una vez tengan «Google Shield», un servicio gratuito que Google puso en marcha con miras a proteger de ataques a sitios web de América Latina de medios de comunicación o grupos de observación electoral.

También plantea Gómez a Masoliver reservar un dominio para publicar los resultados del 1-O, a lo que este último le replica que mejor varios, ya que con el 9-N se usaron dos. «Lo que quieras, pero será un dominio que sólo verá la luz a partir del día 1 a las 20 o 21 horas. Y aguantará vivo lo que aguante», le replica Gómez, y Masoliver comenta: «Sería divertido si nos nombran en las mesas (electorales)».

Su preocupación aumenta cuando tratan el asunto de la orden judicial de clausura de webs que están publicando ya algunos medios. «Parece un mito esta orden. No hay manera de tenerla», dice en un momento dado Masoliver, pero Gómez le tranquiliza: «Lo estamos moviendo a nivel de Presidència para ver si la conseguimos», y añade que «sería interesante saber si pone el típico '...y todos los dominios relacionados'».

Las conversaciones de este chat Londres se alargan por la noche y al día siguiente, el 17 de septiembre, Gómez anuncia que «los de Movistar ya han conseguido cerrar finalmente el https». «¿Ha aparecido la orden? Hay diarios que parece que la tienen», le comenta Masoliver, pero Gómez no tiene «ninguna noticia» y le pregunta qué periódicos la publican.

«Los del otro lado», afirma Masoliver para añadir que el periódico ABC cita todos los dominios que se han ordenado bloquear.

El día 18 Gómez comparte en este chat un tuit de Peter Sunde, un sueco fundador de Pirate Bay, que invita a que las personas que detecten páginas web catalanas cerradas por las autoridades españolas le contacten para darles dominios. «We've got you covered» ("Os tenemos cubiertos"), termina afirmando Sunde en ese mensaje.

Gómez también comparte ese tuit en una conversación ese mismo día con un contacto que tiene metido en su agenda sin nombre propio y solo como «iPhone 5».

«He hablado con los 'amigos'. Nos ayudarán. Primero hace falta hacer una revisión y evaluación del código que nos tienen que enviar y después ver qué partes quedan por implementar. Entonces podremos definir un calendario, pero ya he dicho que tiene que ser esta semana», comienza diciendo Gómez, para luego enviar ese tuit de Sunde.

En otra conversación, Gómez informa de que ya ha pasado un código a los programadores y que el que les ha facilitado Òmnium «no se puede aprovechar del todo».

Las fuertes medidas de seguridad que seguía el informático y los cargos de la Generalitat implicados en la creación de las web del 1-O se pone de relieve en una conversación con Jordi Cabrafiga, jefe de gabinete de la Conselleria de Governació que le informa el 8 de septiembre de que a partir de ese momento le debía escribir a un número nuevo.

«A partir de ahora escríbeme aquí. Este es un teléfono limpio con SIM nueva y sin rastrear», le dice.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

satan
Hace 5 días

valla panda de mafiosos !!!

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1