Un policía efectuó dos tiros para evitar ser agredido con una 'catana' en Son Banya

El CNP informó ayer de los graves incidentes ocurridos la madrugada del lunes en el poblado

|

Valorar:
Nunca vista

El Cuerpo Nacional de Policía facilitó ayer una nota de prensa sobre los graves incidentes ocurridos la madrugada del lunes en Son Banya. En la nota se señala que en la intervención policial participaron unidades de Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía, «como consecuencia del requerimiento efectuado por un ciudadano al 091, el cual había localizado en la zona un vehículo de su propiedad que le había sido sustraído momentos antes. Una patrulla se desplazó al lugar donde estaba el requirente. El hombre manifestó a los agentes que el coche lo conducían dos personas y cuando lo vio circulaba en dirección hacia Mercapalma. Entonces se alertó a las unidades de servicio de ambos cuerpos.

Momentos después, una dotación de la Policía Local observó cómo el vehículo entraba en Son Banya, deteniendo su marcha a la vez que sus dos ocupantes se apearon y emprendieron la huida a pie. Tras una breve persecución y con el apoyo de otra dotación, se interceptó a los dos huidos, que fueron detenidos e introducidos en los vehículos policiales». En la nota de prensa se añade que, de forma simultánea, «se fueron concentrando gran número de personas residentes en la zona quienes, de forma hostil con insultos y amenazas, increpaban a los policías, tratando de entorpecer la acción policial y evitar la detención, obstaculizando la marcha de los vehículos policiales.

Ante esta situación, se solicitaron refuerzos acudiendo de inmediato varias dotaciones. Pero a pesar de la presencia policial dieron comienzo una serie de agresiones a los policías con lanzamiento de piedras y otros objetos, lo que provocó que uno de los detenidos se diera a la fuga tras romper el cristal de un coches oficial. Un policía se vio abordado por un individuo que portando una espada tipo 'catana', se dirigía hacia él con una actitud agresiva. El policía se vio en la necesidad de efectuar dos disparos intimidatorios al aire, dándose el hombre a la fuga».

La nota de prensa añade que, con el fin de evitar males mayores, «dado que la situación se tornaba cada vez más violenta con una mayor cifra de concentrados, las dotaciones policiales optaron por abandonar el lugar, junto con el vehículo recuperado y el detenido, que tras ser identificado resultó ser un menor de edad residente en Son Banya. Horas después el menor fue puesto en libertad bajo la custodia de un familiar».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.