Un remolcador choca con tres yates en Palma

Uno de los barcos se hundió

|

Valorar:
Visto una vez
preload
Además del yate hundido, los otros dos sufrieron daños al ser embestidos por el remolcador. FOTO: MIQUEL ÀNGEL CANYELLES

Además del yate hundido, los otros dos sufrieron daños al ser embestidos por el remolcador. FOTO: MIQUEL ÀNGEL CANYELLES

Un remolcador perteneciente a Salvamento Marítimo perdió el control en la medianoche del jueves al viernes y golpeó a un total de tres yates en el puerto de Palma, uno de los cuales se fue a pique como consecuencia de la vía de agua que sufrió. Pese a la aparatosidad del incidente, ningún tripulante resultó herido. Un portavoz de la Guardia Civil informó que los hechos ocurrieron sobre las 23.45 horas, cuando la embarcación del Centro Regional de Coordinación de Salvamento (CRCS) salió del muelle de Palma para ayudar a entrar a un buque mercante que esperaba en el puerto.

Según las fuentes consultadas, se trata de una maniobra normal de apoyo a otras embarcaciones de mayor tamaño que no pueden navegar con tanta facilidad por la bahía. Sin embargo, la alarma cundió cuando el remolcador sufrió una avería que lo dejó sin control y comenzó a golpear a los barcos atracados en las cercanías. El que se llevó la peor parte fue un yate inglés de entre doce y trece metros que casi quedó partido por la mitad, con una imponente vía de agua que hizo que zozobrara en poco tiempo. En los minutos sucesivos se vivieron momentos caóticos y de gran nerviosismo y otros dos yates, ambos de bandera española, fueron alcanzados por el remolcador.

La Guardia Civil, la Autoritat Portuària y también Salvamento Marítimo se hicieron cargo de la situación y en primer lugar comprobaron que no había tripulantes heridos. La siguiente fase consistió en controlar por completo el remolcador, para evitar que siguiera a la deriva y provocara más desperfectos materiales. En el agua seguían flotando numerosos enseres y restos de las embarcaciones, que fueron retirados porque constituían un peligro para la navegación en la zona.

Ayer por la mañana los dos yates españoles fueron sacados al dique seco, a fin de comprobar los daños en el casco y una grúa extrajo del agua el barco inglés que se había hundido en el espigón del muelle comercial. Desde la Benemérita se ha informado que el incidente de la medianoche es muy infrecuente cuando se trata de un remolcador y que el Servicio Marítimo del Cuerpo está ultimando un informe sobre lo ocurrido.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.